Claritromicina Normon 500 Mg Comprimidos Recubiertos Efg

La claritromicina es un antibiótico de amplio espectro que se utiliza para tratar diversas infecciones bacterianas. Entre las marcas comerciales de claritromicina se encuentra la 'CLARITROMICINA NORMON 500 mg COMPRIMIDOS RECUBIERTOS EFG'. Aunque este medicamento es eficaz para combatir las infecciones, también puede causar efectos secundarios en algunos pacientes.

Efectos secundarios comunes

Algunos de los efectos secundarios más comunes de la claritromicina incluyen:

  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Sensación de mareo
  • Alteraciones del gusto

Efectos secundarios menos comunes pero más graves

Aunque menos frecuentes, algunos pacientes pueden experimentar efectos secundarios más graves al tomar 'CLARITROMICINA NORMON 500 mg COMPRIMIDOS RECUBIERTOS EFG'. Estos incluyen:

  • Reacciones alérgicas severas, como erupción cutánea, picazón o hinchazón
  • Dificultad para respirar o tragar
  • Ictericia o coloración amarillenta de la piel y los ojos
  • Dolor en el pecho o ritmo cardíaco irregular
  • Problemas hepáticos o renales

Advertencias y precauciones

Es importante tener en cuenta que la claritromicina puede interactuar con otros medicamentos, por lo que es fundamental informar a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando. Además, algunas personas pueden tener una mayor probabilidad de experimentar efectos secundarios, como aquellos con antecedentes de problemas hepáticos o renales.

En caso de experimentar alguno de los efectos secundarios mencionados anteriormente, es importante buscar atención médica de inmediato. No suspenda el tratamiento con claritromicina sin consultar a su médico, ya que esto podría empeorar la infección original.

Aunque la claritromicina es un medicamento seguro y efectivo en la mayoría de los casos, es importante estar informado sobre los posibles efectos secundarios para poder actuar rápidamente en caso de necesidad.